› Masacre en Peru, la selva se desangra

peru1

“Yo quiero responsabilizar al gobierno de Alan
García Pérez de ordenar el genocidio”, dijo Alberto
Pizango, presidente de la Asociación Interétnica de
Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), en
conferencia de prensa con corresponsales
extranjeros, el 5 de junio. “Nos están matando por
defender la vida, la soberanía, la dignidad humana, el
pulmón del mundo. Miles de años hemos manejado
(los bosques amazónicos), no hemos depredado”.

Los líderes amazónicos denunciaron que esa
madrugada, helicópteros de la Policía Nacional del
Perú habían lanzando bombas lacrimógenas y
disparado contra unos dos mil indígenas para
despejar la carretera Fernando Belaúnde, cerca de la
ciudad de Bagua, en el nororiental departamento de
Amazonas, que había sido tomada por los nativos.

Por lo menos 25 indígenas murieron por heridas de
bala y un centenar quedó herido. Trece policías
fallecieron en enfrentamientos con nativos y
pobladores. Otros once agentes, que resguardaban la
estación Nº 6 de la empresa petrolera estatal
Petroperú, fueron ejecutados por un grupo de
indígenas awajun en represalia por sus muertos.

Según el testimonio de un maestro de Bagua, “la
indignación empezó cuando pobladores llamaban a la
radio para avisar que la policía había matado nativos
y los estaban metiendo a sacos negros para desde
helicópteros botarlos al río. Como la policía no dejaba
que la población recogiera sus caídos, tomaron esa
decisión (de ejecutar a los policías)”.

El levantamiento de los indígenas amazónicos se
inició el 9 de abril. Demandaban la derogación de
siete decretos legislativos (DL) que forman parte de
un paquete de normas exigidas para la
implementación del Tratado de Libre Comercio con
Estados Unidos, que entró en vigencia el 1º de
febrero. Dichas normas -que fueron redactadas y
aprobadas en mayo de 2008 sin haber consultado
previamente a los pueblos nativos- contienen
disposiciones que las organizaciones indígenas
consideran una amenaza a sus derechos
fundamentales de acceso y toma de decisiones sobre
sus territorios ancestrales, bosques y recursos.

Esta es la segunda ocasión en menos de un año
en que los pueblos indígenas amazónicos han tenido
que recurrir a bloqueos de carreteras, ríos e
infraestructura de industrias extractivas, luego que
sus frecuentes peticiones de consulta y diálogo
fueran ignoradas por las autoridades en Lima.
En agosto del año pasado los indígenas
amazónicos protagonizaron masivas protestas contra
los decretos legislativos que flexibilizaban los
requisitos para la venta de las tierras comunales.

Sostenían que las normas servían para crear
divisiones en sus comunidades, mientras que otros
críticos de las medidas dijeron que las empresas
hidrocarburíferas podrían usar incentivos financieros
para persuadir a los nativos amazónicos a entregar
sus tierras ancestrales. La presión finalmente surtió
efecto y el Congreso derogó en septiembre dos de
los decretos, el 1.015, que reducía la proporción de
integrantes de las comunidades campesinas e
indígenas que deberán votar para vender o
concesionar sus tierras en la sierra y la selva, y el
1.073, que flexibilizaba los requisitos para la venta de
tierras indígenas. Pocos días antes, el gobierno había
subastado 17 lotes petroleros y gasíferos, muchos de
ellos en la cuenca amazónica.

peru2

El Congreso se comprometió también a revisar
los otros DL lesivos a los intereses de los indígenas,
lo cual no ocurrió. Esta situación fue aprovechada por
el gobierno para promulgar, en enero, la controvertida
Ley Forestal, que promueve la explotación de los
bosques amazónicos. La Amazonia peruana tiene
concesionadas 49 millones de hectáreas (72% de ese
territorio) para la exploración y explotación de
hidrocarburos. Los DL permiten el reparto de la
Amazonia bajo la forma de grandes concesiones
mineras, petroleras y madereras que se sobreponen a
territorios indígenas y reservas naturales, incluso en
zonas de frontera, pese a que esto está prohibido por ley.

 

Los nativos amazónicos demandan, además, la
reforma de la Constitución para restablecer los
principios de inalienabilidad, imprescriptibilidad e
inembargabilidad de sus territorios, y la aprobación de
una ley que obligue al Estado a implementar el
derecho a la consulta previa, establecido por el
Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de
la Organización Internacional del Trabajo (OIT),
refrendado por Perú en 1993, y la Declaración de las
Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas.

Durante los dos últimos meses, diferentes etnias
bloquearon los principales ríos de la selva, incluyendo
el Napo, afluente del Amazonas, y el Putumayo -en la
frontera con Colombia-, impidiendo la navegación de
embarcaciones pertenecientes a empresas
petroleras. También ocuparon un aeródromo en el
departamento de Ucayali, fronterizo con Brasil, y
tomaron las estaciones 5 y 6 de Petroperú en Bagua.

La Amazonia peruana está habitada por más de
50 grupos étnicos y cada uno tiene un estrecho
vínculo con el territorio que habita. Para los
amazónicos no existe el término “tierra” sino
“territorio”, que es un bien colectivo en
interdependencia con la naturaleza. Sin territorio no
hay vida, sostienen.

Alan García, por su parte, defendió su proyecto
político pro empresarial en un mensaje a la nación el
9 de mayo, al cumplirse un mes del levantamiento
indígena. Ese mismo día, el gobierno declaró estado
de emergencia por 60 días sólo en las zonas donde
hay inversión minera y petrolera, y ordenó a las
Fuerzas Armadas disolver las protestas. “Las tierras
de la Amazonia son de ustedes, de sus hijos, son de
toda la nación, son de todos los peruanos y no de un
grupo que viva allí. Las riquezas del Perú son de todos
los peruanos”, dijo.

Los trágicos incidentes no hacen sino confirmar
esta noción, que defiende el derecho a la propiedad
privada de las transnacionales, pero atropella el
derecho de los pueblos indígenas a su territorio.
Además, García denunció, sin pruebas, que detrás de
los incidentes están “potencias extranjeras” que
compiten por la explotación de hidrocarburos y
minerales, en alusión a los gobiernos de
Bolivia y Venezuela.

Ante el anuncio de los indígenas que mantendrán
su medida de fuerza, García advirtió que “no
cederemos ni a la violencia ni al chantaje”, y justificó
la represión contra los nativos al decir que “no tienen
corona. No son ciudadanos de primera clase. No
vamos a sobreponer los intereses de estos indígenas
por encima de los 28 millones de peruanos”. Este
discurso, repetido hasta la saciedad por altos
funcionarios del Ejecutivo y del Legislativo, alimenta
los estereotipos hacia los indígenas, al presentarlos
como salvajes manipulados, que no tienen ideas o
propuestas propias, o como salvajes irracionales y
sanguinarios que son una amenaza para el país.

“El amplio movimiento de protesta en toda la
Amazonia es consecuencia de la acción del gobierno.
La aprobación inconsulta de los DL creó la percepción
de que estaban en riesgo los medios de vida de la
población indígena, activó la memoria de agravios
históricos y sentimientos regionales de exclusión y
distancia frente al Estado, sentó las bases de un
conflicto en el que estaba en juego la identidad y la
dignidad amazónica en general”, escribió el analista
Martín Tanaka en el diario La República.
La situación no tiene visos de solución al no existir
intención de diálogo por parte del gobierno, a la vez
que el Congreso peruano carece de voluntad política
para derogar los decretos considerados
inconstitucionales y lesivos a los derechos de los
indígenas por la Defensoría del Pueblo.

Numerosos organismos locales e internacionales,
sin embargo, han condenado la actitud del gobierno
peruano. El presidente de la delegación del
Parlamento Europeo ante la Comunidad Andina (CAN),
Alain Lipietz, ha solicitado al presidente de la
Comunidad Europea y a los comisarios de Relaciones
Exteriores y de Comercio Exterior de la Unión Europea
(UE), “suspender la ronda en curso de negociaciones
comerciales con el Perú, mientras que estos hechos
no hayan sido esclarecidos y sus causas analizadas”,
y convocó a retornar a una negociación bloque a
bloque, entre la UE y la CAN, “subordinando todo
acuerdo comercial a un diálogo político,
especialmente sobre el respeto de los derechos
humanos”.

(Publicado en la Revista Chilena Punto Final,
edición Nº 687, 12 de junio, 2009)

Tomado de http://www.debatesocialistadigital.com/edicionesanteriores/n58.pdf

Anuncios
Publicado en Noticias
2 comments on “› Masacre en Peru, la selva se desangra
  1. Mabel dice:

    Hola, bueno me lei el articulo ‘Masacre en Peru, la selva se desangra’ y bueno estoy de acuerdo y en desacuerdo, pues, yo creo en el progreso, pero no de esta forma, yo creo que el peru tiene un resentimiento con el poder gubernamental, a tantas veces que han usado directa e indirectamente recursos peruanos para el beneficio d todos los peruanos, pero luego nos enteramos de acciones corruptas, de dinero que no se sabe con exactitud donde se fue, de mala organizacion y por sobre todo del centralismo, se que hay organizaciones detras de estos recursos, minerias, maderias y demas, pero debemos saber que tanto nos beneficia a nosotros de la crisis financiera mundial como dijo alan garcia.

  2. Frayoli M. dice:

    Saludos a tod@s Herman@s. Hemos de reflexionar sobre las causas que amenazan la propia VIDA de nuestros hermanos Indigenas del Amazonia, hemos de reconocer el amor que sienten ellos por la tierra, el valor que tienen por el agua, los bosques, las montañas y rios y cuanto lo rodea, hemos de saber que en toda su historia no existen peleas, discusiones, por propiedades de lo que nosotros los criollos llamamos recursos naturales, solo mas bien nos ENSEÑAN que el valor de estos son esenciales para la VIDA y q en miles de años han vivido de esa manera en comunidad sin destruir su hábitat, más, quienes rodeamos sus espacios, queremos arrollarlos con nuestro codicioso interes de posesion y egoismo cosa que ellos no entienden muy bien. Sabemos que existen intereses propios con intenciones malvadas sobre la más extensa selva tropical que le queda al planeta, no lo permitamos. Exijamos a las autoridades su proteccion, y si estos, no son capaces de notar la importancia relevante de ello, pues asumamos la PROTECCION DEL AMAZONAS HASTA CON NUESTRA PROPIA VIDA COMO ELLOS NOS ENSEÑAN,asi como cayo nuestro hermano Chico Mendez defendiendo a los Sin Voz (los Árboles). Esto elevara nuestro espiritu a lo trasncendental llenando nuestra alma de bondad interior y de una paz inigualable dandonos la oportunidad de llegar más cerca al Padre Supremo…mfrayoli@gmail.com 0058416-7388414. Venezuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: